como empezar a correr desde cero solo

CÓMO APRENDER A CORRER DESDE CERO TU SOLO

Empezar a correr desde cero puede ser muy intimidante y crearte muchas dudas.

Quizás estuviste corriendo un tiempo y ahora lo quieres retomar pero no encuentras la manera.

O has sufrido una lesión que te ha mantenido apartado durante mucho tiempo incapacitado y no sabes por donde empezar.

Puede que quieras empezar a correr desde cero a los 40, hacer tu primera carrera de 10 Km o estés pensando empezar a correr con sobrepeso.

Cualquiera que sea tu situación quiero darte un punto de vista y herramientas que puedas usar para conseguir convertirte en un corredor.

LA ÚNICA COSA QUE NECESITAS PARA APRENDER A SER CORREDOR.

Tener claros tus objetivos, entender que es algo que solo tu puedes hacer y cumplir con tus sesiones de entrenamiento.

La constancia es la clave del éxito.

Tienes que tener claro que es tu responsabilidad. Todas las decisiones que tomes por el camino van a influir en el resultado.

Cuando empiezas a correr puede resultar muy agotador sobre todo si es una actividad física que no has practicado antes.

Si decides saltarte un entrenamiento porque no te apetece, es tu responsabilidad.

Lo bueno es que está en tu mano cambiar esa situación en cualquier momento. Simplemente tienes que tomar consciencia de tus acciones y cambiar la tendencia.

Tener claro tu objetivo es fundamental.

Si lo que quieres es terminar tu primera carrera tienes que saber como vas a hacerlo.

Tienes que tener independencia y tomar decisiones por ti mismo para encontrar la manera de hacer tu entrenamiento y buscar alternativas cuando no puedas por el motivo que sea.

Ser consciente de que siempre puedes decidir como reaccionar ante una situación y que está en tu mano hacer algo al respecto es algo que debes tener en mente siempre.

Estrategias como tener un plan B,  un grupo de apoyo o un entrenador personal que te ayude a cumplir tus metas es algo que puedes hacer con muy poco esfuerzo.

LAS 3 CLAVES PARA APRENDER A CORRER.

Estas 3 cosas son las más comunes cuando a aprender a correr se refiere que marcan la gran diferencia entre cumplir con éxito tus objetivos o fracasar:

  1. Tu actitud.
  2. El tiempo que pasas entrenando.
  3. Tu capacidad para adaptarte.

Tu actitud y saber que tienes la capacidad de controlar como actuar y reaccionar en momentos en los que seguir marcará una gran diferencia en el futuro.

Independientemente de las cosas que te puedan llegar a pasar y que no puedas controlar lo que si puedes hacer es decidir como reaccionas a esas situaciones y que hacer al respecto.

El tiempo que pasas entrenando define el entorno y las condiciones que creas para que tu cuerpo se adapte al nuevo estímulo.

Empieza poco a poco y ve aumentando el volumen gradualmente.

Sobre todo en las primeras etapas el volumen de entrenamiento marcará la manera en la que te vas a poder adaptar y como tu cuerpo va a cambiar para permitirte correr durante más tiempo, más rápido o recorrer más distancia poco a poco.

No pienses que cada vez que salgas a correr tienes que hacer al menos 5 kilómetros cuando nunca antes has corrido.

Aprender a correr desde cero tu solo es más un ejercicio mental que físico ya que tendrás que romper esa resistencia inicial para crear ese nuevo hábito.

Puedes empezar por correr 100 metros e ir andando hasta que te recuperes durante 20 minutos.

Cuando yo empecé era incapaz de correr más de 2 kilómetros y tardaba 2 o 3 días en recuperarme.

Poco a poco fui adaptándome y aumentando los ritmos, el tiempo y la distancia, pero no pasó de un día para otro. Fue un cambio gradual.

Lo mismo te pasará a ti. Con el tiempo te encontrarás mejor y querrás mejorar de una manera u otra, está en la naturaleza humana.

CÓMO EMPEZAR A CORRER SI NO HAS CORRIDO NUNCA.

Uno de los puntos clave para empezar a correr desde cero es que vas a tener que hacer una inversión.

Tiempo, información y un equipamiento mínimo.

Hacer tiempo para correr de manera que sea la opción más fácil. Piensa en el momento del día que más motivado te encuentras o con más energía, para mi suele ser a primera hora de la mañana, y empezar por la acción más simple para crear el nuevo habito.

Busca un plan de entrenamiento, un club, un entrenador personal o un blog como este que te den una hoja de ruta para que puedas empezar a correr de la manera más sencilla.

Correr es uno de los deportes que menos material necesitas para practicar pero es muy importante que tengas una buena técnica de carrera, si quieres empezar a correr con buen pie te doy una series de ejercicios que puedes empezar a usar hoy mismo:

 

Simplemente ponte unas zapatillas, ropa deportiva cómoda y sal. Cuando vayas mejorando y quieras hacer entrenamiento más específico te aseguro que no te faltarán opciones.

Pero no significa que lo hagas sin más. Es común tener dudas pero no hacer nada al respecto, busca información que te genere confianza, plantéate el hacer un seguimiento a través de un profesional en lo referente a pruebas de esfuerzo, nutrición, fisioterapia y entrenamiento.

PASANDO DE PRINCIPIANTE A CORREDOR EXPERIMENTADO.

Cuando empecé a correr no me imaginaba ni de lejos que llegaría a hacer las cosas que a día de hoy estoy haciendo.

Y mucho menos siendo asmático y teniendo alergias respiratorias.

El año pasado corrí más de 2200 Km. A algunas personas le parecerá una barbaridad, para otras será normal y a más de las que te imaginas incluso les parecerá poco.

Todo depende del momento en el que te encuentres y como vas adaptando tus entrenamientos a tu situación.

Prueba a entrenar en diferentes condiciones, por ejemplo, puedes recorrer la misma distancia en llano o en la montaña. Busca momentos y situaciones en las que puedas experimentar para conocerte mejor y encontrar que tipo de distancia te gusta más.

Quizás disfrutas corriendo solo o en compañía de muchos, puede que te motive superar un récord personal en una distancia concreta o quieres saber cuántos kilómetros eres capaz de correr sin parar.

Una vez que encuentres algo que te resulte divertido empieza a buscar más oportunidades de hacerlo.

Para mi fue descubrir la montaña.

Nunca antes había corrido por la montaña, pero un día decidí probar en una pequeña carrera local y fue una de las experiencias más divertidas que había tenido como corredor.

Encontré algo que era divertido, pero exigía lo mejor de mi. Correr por la montaña tiene algo que es liberador y me hace sentir bien.

Para aprender a correr solo desde cero hay que tener a mano unas cuantas herramientas. Cuando lleves un tiempo corriendo deberás de empezar a hacer una serie de cambios que te permitan mejorar y progresar como por ejemplo:

  • Incluir entrenamiento de Series.
  • Aumentar el volumen de kilómetros a tus ritmos de Carrera Continua.
  • Hacer variaciones de sesiones de entrenamiento u otras alternativas para romper estancamientos.

Correr tiene que ser una parte de tu vida, algo que te aporte valor y que esté presente en tu día a día.

COMO CONSEGUIR MOTIVACIÓN Y COMBATIR LA FRUSTRACIÓN CUANDO NO PROGRESAS COMO CORREDOR.

Lo que para muchos es motivo de enfado y frustración, para mi, cuando no progreso es uno de los momentos que más me gustan. Significa que es hora de probar cosas nuevas, experimentar y cambiar el punto de vista.

Te dejo una serie de artículos que te pueden ayudar a cambiar tu punto de vista y motivarte a tomar acción:

  1. La fortaleza mental que necesitas para ser corredor.
  2. Los 3 pasos que te motivarán para correr.
  3. 4 maneras de correr sin motivación y seguir adelante.

En muchas situaciones te quedarás atrapado en tu propia manera de hacer las cosas. Tu cuerpo no podrá asimilar los entrenamientos y ahí es donde entra tu curiosidad.

Buscar otras alternativas, distancias o tipos de carreras.

Pregunta a otros corredores por los entrenamientos que hacen, por donde salen a correr o que sesiones de entrenamiento disfrutan más.

Tu actitud como corredor tiene que ser determinada y tomar la iniciativa para buscar una solución.

Encontrar una distancia que sea relativamente cómoda pero que suponga un reto respecto a lo que estás acostumbrado a hacer es la manera más fácil de combatir la frustración cuando no progresas.

Algunas ideas que te pueden ayudar:

  • Tener metas específicas a corto, medio y largo plazo.
  • Busca un reto que te resulte interesante.
  • Apuntarte a una carrera en otra ciudad.
  • Hacer una nueva distancia o modalidad.
  • Mide tu progreso con alguna herramienta como Strava.

Correr puede ser solitario en muchas ocasiones y puede que no te sientas motivado para entrenar pero mantener tu rutina corriendo te permite crear hábitos que puedes aplicar en otras áreas de tu vida.

No te equivoques, durante muchos momentos he sentido que dudaba de mi habilidad, mi capacidad y he tenido ese sentimiento de frustración y falta de progreso. La manera en la que he conseguido seguir adelante ha sido perseverando, manteniendo la constancia.

Habrá temporadas donde no progresarás de la manera que esperas pero hay muchas alternativas como el entrenamiento de fuerza, ejercicios de movilidad, entrenamientos cruzados o crear nuevos hábitos de alimentación y descanso que si le dedicas también tiempo te permitirán seguir avanzando.

Cuanto más tiempo pases entrenando, mejor tu cuerpo y mente se van a adaptar a los estímulos que le das.

Aprender a correr desde cero tu solo es más fácil de lo que te puede parecer ahora. Llegará un momento en el que no te importará tanto si mejoras ya que disfrutas lo que estás haciendo y precisamente ese cambio de punto de vista te permitirá superar la frustración y seguir avanzando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *