3 maneras de conseguir salir a correr

LOS 3 PASOS QUE TE MOTIVARÁN PARA CORRER

Cuando empecé a correr me costaba mucho salir. No tenía motivación.

Siempre tenía alguna excusa. El frío, el calor, es muy tarde, es muy temprano, estoy cansado, no me apetece…

Tenía una lista infinita de excusas perfectas para no hacer ejercicio.

Pero el problema es que todo eso no me hacía feliz. Sabía que estar todo el día sin hacer nada no me aportaba ningún beneficio y aún sabiendo que no era bueno para mí lo seguía haciendo.

¿Cómo te sientes cuando estás un día sin hacer absolutamente nada más que estar tirado en el sofá, comiendo comida basura y viendo la tele?.

Yo esos días me siento culpable sabiendo que podía haber hecho algo.

Estar cómodo es lo que hace que no salgas a correr.

Si estas dentro de tu zona de confort no progresarás.

Querer cambiar algo y no hacer nada para hacerlo son dos cosas totalmente opuestas y esa lucha hace que afloren todos esos sentimientos de culpa.

Después de muchos años te puedo decir que esto no es un problema para mi. Si, sigo teniendo días donde no salgo a correr, pero he cambiado muchos de mis hábitos por otros más saludables.

Salir a correr no solo no me cuesta, sino que lo disfruto y espero los días de entrenamiento con ganas e ilusión aún sabiendo que tendré que esforzarme y darlo todo.

¿Quieres saber cómo?

COMO MENTALIZARSE PARA SALIR A CORRER.

Tienes que tener una meta que te motive para salir a correr.

Algo que te anime a salir sin importar que pase a tu alrededor. Tener un PORQUÉ importante para TI.

La visualización de esa meta es lo que va a hacer que las excusas que vayas a ponerte sean tan insignificantes en comparación que la única alternativa sea entrenar.

Saber en que dirección te mueves, tu objetivo, imaginarte como te sientes al haber logrado eso que tanto quieres es lo que hará que día tras día logres hacer tus entrenamientos.

Si tu asociación a salir a correr es dolor, sufrimiento y cansancio simplemente estás creando el entorno perfecto para no hacerlo.

Si por el contrario, tu mentalidad es de superación, esfuerzo y satisfacción tras haber terminado esa sesión de entrenamiento te estarás recompensando de una manera positiva.

Para lograrlo necesitas tener claras tus metas, tu motivación solo vendrá de conocer ese objetivo que tanto buscas, pero no te atreves a hacer por miedo al fracaso.

Fallar es parte del proceso, así que sal ahí fuera, entrena, reconoce tus debilidades y trabaja en ellas para que la próxima vez te cueste un poco menos y te acerque un paso más a eso que tanto anhelas.

Cuando descubras cual es tu PORQUE, no tendrás que preocuparte por el CÓMO.

No hay una mala respuesta a esto, mis motivaciones y objetivos no tienen que ser los tuyos.

Te quiero dar algunos ejemplo para que te sirvan como guía:

  • Perder peso.
  • Superar tu mejor marca personal en un 10k.
  • Saber donde están tus límites.
  • Demostrarle a alguien de lo que eres capaz.
  • Volver a estar en forma.
  • Empezar a correr después de 20 años.
  • Tener buena salud para cuidar de tu familia.
  • Ganar carreras para conseguir patrocinadores.
  • Salir para pasar tiempo con amigos.
  • Demostrarte a ti que eres capaz.

Una vez que tengas claro porque quieres correr las excusas que antes te ponías serán tan insignificantes en comparación que hacer tus entrenamientos será lo que más desearás hacer.

COMO MOTIVARTE PARA SALIR A CORRER.

No se trata de que tengas motivación para empezar a correr sino de que empieces a correr para estar motivado a perseguir tus objetivos.

Tienes que asociar cosas negativas con no salir a correr y cosas positivas con hacer tus entrenamientos.

Cuando llegues al punto donde estés más incómodo pensando que no puedes hacer tus entrenamientos que quedándote sin hacerlos es cuando habrás creado la mentalidad necesaria para hacer tus entrenamiento sin necesitar motivación.

Quiero ayudarte lo mejor que pueda, así que te voy a contar que hago yo cuando empiezo a justificar mi pereza.

Cuando me encuentro en una situación parecida me hago las siguientes preguntas:

  • ¿No haciendo tus entrenamientos vas a conseguir ese objetivo que tanto quieres?
  • ¿Cuánto te está costando a nivel de salud no salir a correr?
  • ¿Cuál es la excusa que te estas poniendo para no entrenar?

En muchas ocasiones puedes racionalizar tus justificaciones para no hacer lo que sabes que debes hacer pero a la larga solo estás engañándote.

¿Cuantas veces te has dicho «mañana empezaré» o «tampoco pasa nada por saltarme un entrenamiento» o mi favorita «no tengo tiempo«?.

En el momento que te deshagas de todas esas excusas y realmente empieces a moverte verás como tu autoestima crece y generarás el entorno para conseguir salir a correr día tras día y alcanzar tus metas.

ANIMARSE A CORRER.

lOS 3 PASOS PARA MOTIVARTE A CORRER
Photo by Rachel Ellis

Hay muchas maneras de animarse a correr. Cuando empieces a aplicar alguna de las ideas que te estoy dando verás como poco a poco tu mentalizad y actitud van mejorando.

Ser la fuente de inspiración para aquellos que te rodean.

Cuando haces algo por los demás tienes más predisposición a cumplir tus promesas.

Piensa en la gente que está a tu alrededor.

Quizás quieras ser un ejemplo para tu pareja, tus hijos o algún amigo.

¿Cómo te ve la gente que te rodea?, ¿Cómo alguien que admiran por el compromiso que tienes con tu entrenamiento y que cumple con su palabra o como alguien que se rinde al primer contratiempo?

Busca una causa que te importe e inspira a otros con tu ejemplo.

Tener un compañero de entrenamiento.

Tener un compañero con el que compartas entrenamientos o una persona que aunque tenga diferentes objetivos pero el compromiso de hablar de como estás progresando.

Mi preferida es alguien que conozcas y que tengas confianza con la que hagas un trato.

Puedes crear un reto semanal y comprometerte a cumplirlo, si no lo haces tendrá consecuencias.

Por ejemplo, salir a correr 3 días en semana, si no lo consigues tendrás de pagarle 10€, 100€ o la cantidad que creas que te hará cumplir tu promesa.

Seguramente tengas más intención de hacer tu entrenamiento por evitar pagar 100€ que por otra cosa.

Piensa como será tu vida dentro de 10, 20 o 30 años.

Si sigues poniendo excusas como hasta ahora, ¿Cuál será tu forma física?, ¿Podrás cuidar te ti o los que te rodean?,¿Tendrás un montón de energía o pasarás tus días sentado en el sofá?.

Pensar a corto plazo puede estar bien, pero visualizar como será tu vida si no empiezas a hacer cosas hoy puede ser una gran fuente de motivación.

CONCLUSIÓN

No importa si pierdes la motivación para empezar a correr o simplemente quieres mantenerte fiel a tu entrenamiento sin tener que preocuparte de como te sientes ese día.

Con las estrategias que te he dado hoy estoy seguro de que conseguirás motivación para salir a correr solo, haga sol, esté nevando o lloviendo.

Te dará igual las excusas de otros y no volverá a ser un problema salir a correr por la mañana o por la noche.

Si encuentras tu motivo para correr, asocias cosas negativas con no hacer tus entrenamientos y tienes a una persona con la que compartas tu progreso estarás avanzando hacia tus objetivos cuando otros se rinden más fácilmente.

Cuéntame como estás aplicando estas 3 herramientas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *